El debate de las pensiones en Chile llegó para quedarse. Hablamos de un tema país, por lo que requiere toda nuestra atención, disposición y profundidad con el fin de alcanzar, no solo una solución al problema que ha venido aquejando a los chilenos, sino también, acordar un camino que definirá el futuro de los trabajadores al momento de jubilar.

Desde la década de los ochenta el sistema previsional opera con la capitalización individual (ahorro), donde la contribución de cada persona en fundamental. Sin embargo, pareciera que eso no ha sido suficiente y los diversos complementos se hacen necesarios de estudiar.

Un sistema de reparto, pareciera no ser el camino. Son muchos los países donde la evidencia demuestra que la solución debe ser mucho más profunda. El ahorro individual es fundamental. Es impensable pensar que sólo diversos aportes puedan hacerse cargo de la vejez digna de los ciudadanos. Se requiere del ahorro individual, por lo que es indispensable que todas las generaciones, en particular las nuevas, internalicen esta realidad y comprendan la importancia del ahorro y la responsabilidad que tiene cada cual con su vejez; pero igual de importante es el que exista un sistema que sea solidario a la hora de posibles aportes al sistema.

Claramente se trata de un debate político trascendente y que necesita de una gran experticia económica, de los mejores especialistas que puedan construir un modelo robusto y sustentable económicamente en el largo plazo. Un sistema que sea contundente, que gestione y disponga adecuada y responsablemente de los importantes recursos disponibles y futuros y que permita mejorar, en alguna medida y desde ahora mismo, las pensiones de los que más lo necesitan.

De lo que hablamos es de un modelo donde el ahorro personal es fundamental, pero complementado con aportes que permitan incrementar los fondos de pensiones actuales y futuros de quienes vivimos en nuestro país. Esto requiere de un gran acuerdo nacional que sea transformacional. Un acuerdo que convoque a todos sin excepción y que permita comprender el paso que debemos dar.

Chile necesita dar este paso y mirar el país desde otra óptica, aquella de los grandes desafíos, de esos retos que nos unen. Necesitamos mirar desde aquel lugar que permita ver la calidad de vida que deseamos y merecen los chilenos.

Se trata de realizar un debate integro e integral, que abarque a todos los sectores y que fundamentalmente, involucre y eduque a la ciudadanía. El país se abocaría entonces, en una discusión de la mayor importancia, que por lo demás, nos sacaría de algunas discusiones intrascendentes. Este tema requiere profundidad, flexibilidad y un acuerdo de largo plazo. Por eso es un tema país. Este, debe estar exento de los sesgos que inundan nuestra vida cotidiana. Se trata entonces, de ponernos pantalones largos y elevar en su máxima expresión el nivel de análisis.

Claramente el gobierno actual es competente para esta convocatoria. Esperemos que en las próximas semanas podamos dar un paso adelante en un gran acuerdo y abrazo nacional.

Alex Acosta Maluenda

Presidente Ejecutivo

Schwager Service S.A.