Existen muchas herramientas para desarrollar de manera efectiva la gestión de riesgos. Planificación de la tarea, controlar la aplicación permanente de los procedimientos, uso de las herramientas adecuadas, programas de mejoramiento de conductas, entre muchas otras acciones para evitar los accidentes.

Pero existe consenso entre los expertos que el liderazgo visible es la herramienta más importante de todas. En efecto, la presencia en faena no sólo permite que las persona vean y se contacten con sus superiores. También permite crear una visión de la seguridad en coherencia con los valores y principios de gestión, aplicando la política de la empresa y colocando la seguridad como un valor en el lugar que merece y construyendo la visión de manera colectiva.

Así mismo, integra la seguridad en todos los niveles de la organización, definiendo funciones y atribuciones de cada persona con la claridad necesaria para lograr eficiencia en el propósito y que se reconozcan todos los obstáculos que existan para alcanzar los objetivos planteados.

Pero, sobre todo, permite renovar los mensajes dirigidos a reforzar la vigilancia, la motivación y el compromiso, comunicando con claridad y asegurando la comprensión del objetivo buscado e instalando un clima de confianza y transparencia entre los equipos.

El liderazgo visible debe construirse y aplicarse en todos los niveles de la organización y en Schwager promovemos de manera permanente que nuestras líneas de supervisión y ejecutiva realicen esta práctica de manera metódica, intensiva y permanente.

Pero estamos convencidos que hay que ir mucho más allá. Por ello que desde hace unos meses en nuestra compañía estamos promoviendo un liderazgo ejecutivo que se realiza incluso los fines de semana.  Para ello, hemos establecido un programa de trabajo que incluye que uno de los gerentes de la empresa se desplaza y realiza el liderazgo visible directamente en la faena todos los sábado y domingo. De esta forma, nuestros ejecutivos marcan presencia y están junto a nuestras personas durante los días en que la mayoría dedica su tiempo a descansar y estar en familia.

Esta iniciativa ha sido muy valorada por los trabajadores de Schwager, pero también por nuestros clientes, que han destacado esta actividad y promovido para replicarla entre otras empresas.

La seguridad en nuestras faenas es un deber que debemos trabajar día a día y por eso la hemos definido como un valor fundamental e intransable en Schwager. Pero como no puede existir un valor sin consistencia (con coherencia entre lo que decimos ser y lo que hacemos), hemos definido que el liderazgo visible se debe ejecutar siempre, incluso en aquellos momentos que antes dedicábamos para el descanso.

 

Alex Acosta M.

Presidente Ejecutivo

Schwager Service S.A.