Personal del contrato de Chancado Primario en la división Radomiro Tomic de Codelco debió realizar la instalación de un imán provisorio del área del alimentador del chancado óxido, producto de la falla del imán principal.

La actividad fue realizada con total éxito por el personal del contrato de mantenimiento de Schwager, lo que permitió dar continuidad a la operatividad de la planta chancado.

Debido a la falla del imán principal, se adoptó la decisión de instalar de forma provisoria un electroimán de menor envergadura, pero que cumple con la acción de retener metales, mientras se planifica la reparación del principal. Para ello de debió ajustar y afianzar de forma segura el electroimán provisorio al principal, para lo cual se debió instalar con maniobras de tecles en la estructura móvil y así no perder la movilidad para el retiro de metales desde el alimentador.

Esta actividad crítica se logró efectuar de manera eficiente y, lo más importante, sin incidentes de seguridad de ningún tipo.